lunes, 4 de agosto de 2014

Sobre el IMC y los factores que conducen a la bulimia

Buenos días a todas.

En la entrada anterior os comenté que ya habíamos empezado a estudiar temas relacionados con mi enfermedad en la clínica en la que me están tratando. Os pregunté si queríais conocer en más profundidad lo que me dijeron y como me dijísteis que sí, pues aquí os traigo la información.

En primer lugar os copiaré los factores que conducen al TCA:

Existen TRES tipos de factores (predisponentes, precipitantes, y mantenedores)

- FACTORES PREDISPONENTES (predisponen a padecer un trastorno alimentario aunque no necesariamente se ha de dar)
         
  •            FACTORES SOCIOCULTURALES: Moda de la delgadez, ideal de belleza, presión por la imagen (el bombardeo de anuncios de productos light y dietéticos que vemos cada día), burlas acerca del aspecto físico, comparaciones,...

  •              FACTORES FAMILIARES: Escasa comunicación, incapacidad para resolver conflictos, hábutos de alimentación de la propia familia, sobreprotección, actitudes y creencias con respecto a la imagen (quizás la madre o el padre tenían una idea de belleza que trasmitieron a los hijos), expectativas demasiado altas respecto a los hijos, antecedentes de problemas psicológicos,...

  •              FACTORES INDIVIDUALES
  1.                    BIOLÓGICOS: Genética, sexo, IMC elevado, pubertad precoz,...
  2.                    PSICOLÓGICOS: Rasgos de personalidad (autoexigencia, perfeccionismo),                trastornos afectivos,...

- FACTORES PRECIPITANTES (producen la enfermedad)
Comenzar una dieta hipocalórica, comparaciones, divorcio,...

- FACTORES MANTENEDORES 
Consecuencias psicológicas de inanición, pensamientos sobre el cuerpo y el peso, aislamiento, refuerzo social (qué guapa estás, estás más delgada)

Este último se da sobre todo en el inicio del problema, cuando empezamos a adelgazar sin llegar a ningún extremo y empezamos a recibir halagos de la gente que nos rodea, sintiéndonos mejor nosotras y queriendo hacer un mayor esfuerzo por seguir adelgazando. Cuando nuestra imagen corporal empieza a ser preocupante es cuando este tipo de comentarios cambian por otros del tipo "estás adelgazando demasiado, no sigas bajando el peso, estabas mejor antes".

En la cita del pasado viernes descubrimos que en mi caso, sí se estaban dando la mayoría de los factores, de forma que imagino que en futuras sesiones los trabajaremos para saber de qué forma o medida acabaron produciendo mi trastorno alimentario.

En segundo lugar, tratamos el tema del IMC, un parámetro ORIENTATIVO que a mi parecer no tiene en cuenta nada más que el peso y la altura por lo que no se debe tomar como una matemática exacta, ya que la complexión, metabolismo o tendencia a engordar/adelgazar de cada persona también influyen mucho en el peso final de cada individuo.

Todos sabemos (o deberíamos saber) que el IMC es el cociente entre el peso de cada persona en kg y su altura en metros al cuadrado. Por norma general se considera que el NORMOPESO se encuentra entre 20 y 25. Entre 18 y 20 está considerado INFRAPESO. Entre 15 y 18 se trata de CRITERIO DE ANOREXIA NERVIOSA, y por último, por debajo de 15 es un claro CRITERIO DE HOSPITALIZACIÓN. Según me dijo, una chica con un IMC inferior a 15 no puede estar por la calle.

Como bien he explicado, en la famosa fórmula únicamente se tiene en consideración el peso y la altura de cada persona, pero en realidad habría que echar un vistazo también a la genética de cada persona. Una persona de hueso fino y pequeño tamaño con antecedentes de delgadez en su familia podría tener un IMC de 19 perfectamente y estar dentro del normopeso. Del mismo modo, una persona de hueso ancho con antecedentes de gordura y dificultades para mantener un peso bajo, debería buscar su normopeso por el 24 o 25.

Lo que la palabra normopeso quiere decir es: AQUEL PESO EN EL QUE EL ORGANISMO PUEDE REALIZAR TODAS SUS FUNCIONES VITALES CON NORMALIDAD (sin falta de nutrientes ni esfuerzos). Sin pasar frío, ni tener mareos, ni bajones de tensión o de glucosa.

Y esto es así... Nos esforzamos en querer llegar a ver un numerito en la báscula sin llegar a conocer cómo es nuestro cuerpo, como si todas las personas debieran de pesar lo mismo. Según me dijo, todas las modelos e ideales de belleza que intentan inculcarnos tienen un IMC por debajo del que deberían, lo que significa que no son chicas sanas, y no sé por qué nos empeñamos en imitar cuerpos enfermos. 

Parece que somos incapaces de aceptar un IMC de 20, como si fuese algo malo o feo, y lo cierto realmente es que es el límite inferior de un peso sano, y es en el que me encuentro yo actualmente, y no creo que sea una chica gorda. Si adelgazar significa volver a quedarme como el verano pasado, cuando todos me veían como si estuviera enferma, mejor quedarme como estoy, con un cuerpo capaz de realizar todas sus funciones vitales. Y ahora ya, si queréis tonificar o perder flacidez del cuerpo, es otra cosa. Pero os aseguro que dejar de comer no os hace los músculos más fuertes.

Y acabo esta entrada diciendo que, lejos de cálculos, exámenes del grosor del hueso o medición de la velocidad del metabolimo, el normopeso no es siquiera un número. La mejor forma de calcularlo es comer sin esfuerzo, sin necesidad de hacer dietas que nos cuesten seguir, o restricciones que nos hagan pasar hambre. El peso que seamos capaz de MANTENER comiendo sin hacer sacrificios será vuestro normopeso. Y recalco la palabra mantener, porque eso de pesar un día 50, a los dos días 48, a los 4 días 52, no es otra cosa que marear al organismo y estar haciendo justo lo contrario a lo que deberíamos para tener ese peso sano.


Hoy la tarea es:
REALIZA TRES PROMESAS PARA MEJORAR TU SALUD MENTAL (ideas: ir al psicólogo, dejar de quedar con una persona tóxica, decirte tres cosas bonitas frente al espejo por las mañanas,...)

REALIZA TRES PROMESAS PARA MEJORAR TU SALUD FÍSICA (por favor, no digas adelgazar o dejar de comer tal cosa. Ideas: tomar más vitaminas, ir al médico a hacer un chequeo médico, hacer estiramientos de espalda/piernas... dos veces a la semana,...)

14 comentarios:

  1. Pues sí que me ha ayudado y bueno, está claro todo lo que dices, pero no es tan fácil... Ya se ha hablado mucho de cómo se condena a los gordos y a los 'rellenitos' y se cree que los delgados son mejores, que tienen más fuerza de voluntad, que son más sanos... hasta más limpios.

    Pero seguimos en la lucha.

    ResponderEliminar
  2. yo cuando empecé a bajar sólo quería dejar de ser gorda, mi meta era IMC de 24.99
    Como te imaginas, llegué ahí y me fui por más. Ahora no le doy tanta importancia al IMC como a la composición corporal y trato de mantenerme en valores sanos. La verdad nunca quise ser ultramegaflaca.

    No tengo a nadie en particular que me inspire a la recuperación, pero me gustan mucho los videos de http://www.youtube.com/user/YourBulimiaRecovery

    (espero no sonar horrible) porque esta chica se ha recuperado y se mantiene muy hermosa y con una buena actitud hacia la vida. La verdad es que cuando veo chicas que se han recuperado de la bulimia la mayoría tienen sobrepeso y me atormenta un poco.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho tu entrada, el IMC puede see engañoso, además no cuenta el músuculo, por eso hay fisicoculturistas con IMC de 40 y no son gordos ni un poquito, son puro músculo.

    Mis promesas para mi salud mental son buscar ayuda de un psicólogo, a ver cómo le haré pero lo haré, mentalizarme que no estoy gorda y buscar alguien a quién contarle mis cosas y no quedar con el sentimiento reprimido

    Y mis promesas para mi salud física son despertarme temprano para tomar mi medicina a tiempo, bajar los cigarros que fumo normalmente y activar mi tarjeta del seguro que tengo por parte de mi escuela, para ir bien al doctor, al nutriologo y demás

    Saludos :3

    ResponderEliminar
  4. Me gusta muchísimo esta entrada, la verdad que está todo genial explicado y es verdad que el IMC no es totalmente objetivo, es más que nada un indicador aproximado.

    Espero que te vaya todo bien, un besito!

    ResponderEliminar
  5. Antes para mi el IMC era sagrado, ahora ya no y no creo que deba ser el unico criterio para diagnosticar un tca, sino parte de una vision en conjunto de todos los sintomas fisicos, animicos, psicologicos que presenta la persona que como bien dices son causados por varios factores.
    Me gusta la tarea, tratare de aunque sea hacer una cosa para salud mental y otra para fisica( que es lo que mas necesito ahora)
    besos

    ResponderEliminar
  6. Buenas guapa me ha encantado leerte y te diré que hoy he hecho lo de la carta, la he escrito este medio día y la he dejado en una librería de madrid, voy a ir ahora a ver sí continúa estando o la han cogido... Que nervios!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto me alegro de que lo hicieras! Estaba allí aún? :)

      Eliminar
  7. Hola. Podría preguntar qué clínica es? Yo voy a una de Alicante también pefo es una pérdida de tiempo. Quiero ir y probar otras. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, se llama Clínica Previ :) Está en la Calle Castaños

      Eliminar
  8. Muchas gracias Miriam. Es que llevo casi 5 meses en una clínica y estoy igual. Voy a ver si puedo convencer a mis padres (ya que soy menor) y me cambio y pruebo esa. Muchad gracias de verdad.

    ResponderEliminar
  9. http://m.youtube.com/watch?v=EREJgmT3Y_o miriam ahí te dejo el link de un video que refleja muy bien en mi opinión lo que sufrimos de verdad. Me sirvió mucho ya que me hizo ver que no estaba solo en esto.

    ResponderEliminar
  10. Vale no sé si podrás ver el enlace. El vídeo se titula Diario de una anoréxica. Es el que dura cincuenta y tantos minutos. Está muy muy bien porque plasma a la perfección qué sufre la persona.

    ResponderEliminar
  11. Cuando hice el trabajo sobre la anorexia y bulimia tuve que incidir en los factores que has puesto y la verdad en mi la gran mayoría se cumplen exceptuando alguno. Por eso a veces te digo que hacer mi carrera es un suplicio xd.

    Es una entrada muy interesante porque es cierto, un peso saludable no tiene por qué depender del IMC ya que cada persona es un mundo. Me acuerdo que mi madre le comentó a mi médico hace casi dos años que comía mal (verduras, frutas pescado xddd de aquellas aun no vomitara ni estaba tan obsesionada) y el médico para tranquilizarla le dijo que no podía bajar de 43 ni subir de 44 (ya ves que no tiene sentido porque no hay margen y el dichoso IMC no se ve afectado) hasta los médicos se equivocan y pasan un poco del tema... en fin esto podría enlazarse con lo de que la sociedad promueve estas enfermedades ya que el señor este no puso gran interés en el tema y dijo un disparate a mi parecer. Es más, por su culpa me da pavor subir a 44 porque claro, a partir de ahí ya estaría mal de peso...

    Por otro lado, una persona puede tener un IMC correcto, o para ser más precisa, un peso correcto y un aspecto saludable y tener un problema igualmente.

    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  12. Solo una peqeuña aclaración. Tu explicación es correcta. Y es verdad que el IMC de un deportista por ejemplo puede parecer alto y no serlo por el músculo y es verdad que hay que tener en cuenta otros factores, pero precisamente por eso, IMC entre 18-20 (especialmente en mujeres) hace varios años que se sabe pueden ser normales (ojo, individualizando)
    Y por si tienes alguna duda acerca de mis conocimientos, soy médico

    ResponderEliminar