martes, 12 de agosto de 2014

Ataquemos el bucle atracón-ayuno

Uff... Una semana llevo ya sin escribir. Perdonad la tardanza. Os voy a poner un poco al día de lo que ha ido pasando este tiempo.

El domingo día 3 salí con mis padres y mi hermana rumbo a Granada, donde está el pueblo de mi madre, por lo que la anterior entrada la escribí ya allí. Estuvimos hasta el día 8 (gracias a Dios) porque me habían dado cita en la clínica para ese viernes. De lo contrario habríamos pasado un par de días más allí. Y digo "gracias a Dios" porque el pueblo al que vamos es mucho más pequeño y deshabitado que lo que yo estoy acostumbrada (creo que ya os hablé de él cuando tuve que ir en Semana Santa). En resumidas cuentas: un par de calles llenas de casas viejas y gente mayor, por lo que vida social cero. Pasé las tardes yendo a la playa o a andar con mi padre y las mañanas leyendo o trabajando en el ordenador.

Los primeros días fui controlándome muy bien con la comida aunque me ponía enferma ver la cantidad de aceite y patatas fritas que hacía mi madre para el medio día. Además, las pequeñas salidas senderistas hacían que me sintiera más en forma. Sin embargo, como me suele pasar, los últimos días empecé a comer un poco más de la cuenta, a lo que se le sumó un inesperado estreñimiento.

El viernes 8 tuve la cita a las cinco de la tarde (ahora os comento los temas que tratamos), y después pasé por casa de mi novio para dormir allí con él, ya que llevaba una semana sin verle. Como me sentía ultra llena por la falta de visitas al baño, tomé una de mis infusiones para el tránsito y semillas de lino en la cena. Y de repente, con toda la vergüenza del mundo y en casa de mi novio, empecé a notar retortijones. Me había dado una suave diarrea. Al final conseguí dormir sin muchos dramas y por la mañana le pedí a mi padre que me recogiera cuanto antes para llegar a casa y poder ir al baño a gusto. Y bueno, desde ese día la verdad es que sigo bastante estreñida a pesar de los all bran y del agua que estoy intentando incrementar en mi dieta.

Las fiestas de mi ciudad han empezado y salí tanto el sábado 9 como el domingo 10. Sobra decir que el sábado estuvo el ambiente mucho más animado que el domingo, y el lunes preferí salir a hacer ruta con mi padre por la montaña. Es increíble como toda la hinchazón que llevaba acumulada por el estreñimiento, las comidas de más y el alcohol (por alguna extraña razón cuanto más hinchada me siento más ganas de comer me entran), se vio completamente eliminada por una simple salida senderista. Andar por el campo me despeja la mente, me hace pensar en cualquier cosa menos en mi problema, me quita el hambre, me ejercita, y además por lo visto me deshincha. Esa misma noche cuando me duché me vi hasta un poco más delgada. Pero sigo sin querer pesarme. Hasta que no me estabilice un poco y note que verdaderamente estoy menos hinchada no quiero hacerlo.

Y bueno, hoy la mañana la estoy pasando en casa pero con cero ansiedad. Por la tarde me voy de compras con mi amiga la que me saca de quicio con este tema, pero creo que con no dejar que entre al mismo probador que yo evitaré sentirme mal con mi cuerpo. No sé qué tallas elegir... Siento que la 34 ya se me está quedando pequeña. En fin, voy a intentar no hacer un drama de lo que pueda pasar en el centro comercial.

Por cierto, malas noticias, al final tanta hinchazón pudo conmigo, el domingo acabé sola en mi casa dándome un atracón y vomitándolo después. El malestar no hizo que dejara de salir de fiesta esa noche pero bueno... sé que estuvo mal. Aunque también sé que conseguí sentirme un poco menos hinchada...

Espero haber sido breve, y ahora os cuento todo lo que me dijo la psicóloga. (quien quiera puede dejar de leer aquí)

Primero me enseñó el típico esquema-bucle que define a la bulimia:

Baja autoestima ---> Preocupación extrema por la silueta y el peso ---> Dieta estricta ---> Atracones -->
Vómitos auto-inducidos (y vuelta a empezar).

A veces los vómitos en lugar de llevarnos a la baja autoestima nos llevan directamente a más atracones, y estos atracones nos llevan directamente a la preocupación extrema por la silueta, volviendo a la dieta estricta y sin poder salir nunca del círculo vicioso. Es obvio que es necesario cortar el bucle en algún punto, y al parecer lo más efectivo es cortarlo en la dieta.

Lo típico: 5 comidas al día y no más de 4 horas sin ingerir nada. Fácil de decir, difícil de hacer. Pero hay que conseguirlo. Se lo he dicho a la psicóloga miles de veces. Me resulta IMPOSIBLE hacer cinco comidas al día cuando el resto de mi familia hace dos y media, porque me río yo de sus cenas de: un yogur y un poco de fruta. Me siento un poco gorda yendo a comer cada cuatro horas cuando ellos comen cada 7-8. Se lo he dicho varias veces pero es obvio que ellos no van a comer sin hambre sólo por mí. Y eso hace que no pueda evitar pensar: pues si ellos así viven bien y no tienen TCA, por qué no iba a poder yo? Pues porque yo sí tengo TCA y pasar mucho tiempo sin comer me produce atracones. Si yo solita me contesto, pero que no me entra, que no.

Siguiente punto: LA DIETA.
Me dio unas pautas para seguir que os puedo copiar en una entrada a parte si queréis pero vamos... la típica dieta de desayuno con leche y cereales, la media mañana de zumo o fruta, la comida completita con verduras, carne e hidratos (ADEMÁS DE PAN Y FRUTA), merienda similar al desayuno y cena similar a la comida.

Lo siguiente que estuvimos viendo fueron los ANTECEDENTES AL ATRACÓN.
Es bueno conocerlos para evitar estas situaciones que nos llevan a comer sin control y así romper también el bucle que nos lleva a la bulimia.

- Dieta y hambre asociado: no restringir, no hambre, no atracones.
- Romper alguna regla dietética: cuando decimos "bah, de perdidos al río". Si no hay reglas dietéticas que romper no hay sentimiento de culpa.
- Estar sola (¿algo que añadir?).
- Falta de estructura del tiempo: cuando nos quedamos sin planes y comemos para matar la ansiedad. Tener ocupaciones en el día podría solucionarlo.
- Emociones negativas: Sentimientos desagradables como el aburrimiento, el disgusto (aquí enlazamos con los ejercicios de la semana pasada, donde tuve que escoger qué emociones me hacían llegar al atracón).
- Haber aumentado de peso.
- Sentirse gorda (al menos no es tan raro lo que me estuvo pasando en el pueblo)
- Tensión premenstrual
- Beber alcohol

Y una vez localizados los que nos afectan a cada una (en mi caso creo que todos), hay que intentar reducirlos y así evitar la catástrofe final.

Ya os he dicho que nosotras de momento vamos a atacar a la parte de "dieta estricta", que son básicamente los puntos 1 y 2, así que me ha hecho elaborar una lista de los alimentos que yo considero prohibidos (alimentos que me gustan pero intento evitar a toda costa). La intención es que vaya agregándolos a mi dieta o empezar a verlos normales para que si en algún momento acabara comiendo alguno de ellos (ya sea por salir a cenar con amigos, o tener que comer en casa de alguien que no posea artículos dietéticos, o en nuestra propia casa) no sintiera esa sensación de culpa y de "pues ya, sigamos comiendo".

Los míos de momento son todos estos:
- Productos enteros (yogur, leche)
- Aceite (en fritos, ensaladas,...)
- El tocino del jamón serrano
- Galletas, bizcochos, crepes, gofres, churros,...
- Muesli
- Cosas con chocolate (galletas, chocolatinas, natillas,...)
- Chorizo
- Carnes que no sean pavo/pollo
- Alcohol
- Cosas de bolsa (patatas, cheetos, doritos,...)
- Burguer King/Mc Donalds
- Yogures helados, o helados
- Chucherías
- Cosas no light (refrescos, cola-cao,...)
- Frutos secos
- Salsas

Demasiado trabajo queda por hacer... jaja

Por último me entregó un artículo a cerca de un estudio que se realizó hace 50 años sobre el comportamiento de la bulimia. Consistía en reducir a la mitad la ingesta calórica de 36 voluntarios durante seis meses y volver a renutrirlos tres meses después. Todos los voluntarios eran hombres saludables sin ningún tipo de antecedente de TCA. Al principio no se notaron muchos cambios pero conforme la inanición continuaba se fueron produciento síntomas como: ansiedad, depresión, cambios de personalidad, descenso de la concentración, apatía, trastornos en el sueño, debilidad, hipotermia, descenso del interés sexual, hipotensión, atracones, masticar chicle, preocupación con la comida, colección de libros de recetas, y muchos más, todos ellos comunes con la anorexia o la bulimia.

El estudio muestra la capacidad adaptativa del cuerpo humano para mantenerse en un peso consistente. El organismo se defiende de un peso que no le conviene. Cuando los voluntarios volvieron a realimentarse no se convirtieron en personas gordas. Recuperaron su peso inicial más un 10% extra que tras otros seis meses consiguieron eliminar de forma natural.

Conclusión: las dietas intensas reducen el peso corporal y conducen a sentimientos de hambre produciendo debilidad, irritabilidad, depresión y vulnerabilidad emocional. Los estudios indican la relación existente entre hacer dieta y episodios de atracones como defensa natural del organismo a la restricción alimentaria. Por lo tanto, los regímenes conducen a comer más, no siendo un medio eficaz de controlar el peso.

Y creo que bastante rollo os he soltado ya por hoy... jaja Un besito a todas.

Hoy os toca PREGUNTA:

¿CUÁL ES EL MAYOR MIEDO QUE TE SUPONE EMPEZAR UNA TERAPIA DE RECUPERACIÓN?

Aunque os invito también a elaborar vuestra propia lista de alimentos prohibidos.

15 comentarios:

  1. El mayor miedo...engordar...o que se entere mi entorno

    Mi lista: ( en los ultimos meses ha aumentado...T_T antes podia desayunar y merendar tostadas, cereales de cualquier tipo y galletas de chocolate y de todo sin problema...) ahora con "todo sano" por haberme obsesionado con dietas de gente fitness que consume todo sin azucar...esta es mi lista:

    Pan normal ( como mucho un trozo)
    Pan bimbo
    Cereales ( ni si quiera de fibra ya...sólo me vale avena...T_T)
    Galletas ( ya ni las de gullon...)
    Dulces de cualquier tipo
    Chocolate
    Helados
    Leche o derivados ( queso, yoghut...) si son enteros... consumo activia, uno o dos al dia..de 51 kcal, quesitos con 20 kcal...
    Fiambre...que no sea pechuga de pavo o pollo sin grasa
    Burger king, mcdonal, pizzas...
    Bolsas ( doritos, pelotazos...)
    arroz, pasta, lentejas, garbanzos...
    fritos, rebozados..
    Cualquier carne que considere más grasa..salchichas, hamburguesa...( mas bien es solo pavo o pollo y si acaso solomillo...)
    Refrescos o zumos..( solo coca cola light y te)
    Alcohol

    La verdad es que escribiendolo da hasta miedo...no se como voy a introducir tantas cosas...

    Ahora mismo estoy en una fase totalmente perdida, igual que hace dos meses parecia todo controlado...ahora no veo salida por ningun sitio, por suerte en unas semanas tengo cita en el psicologo...espero que me den alguna ayuda

    1 Besote guapa, me encanta leerte y sentirme comprendida y reflejada con lo que pones me hace aliviarme un poco, saber que no soy la unica

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola, lamento que estuvieras con problemas estomacales, tal vez si consumes esos alimentos que te recomendaron u otras cosas naturales que a veces ayudan mucho puedas evitar malos ratos. Lamento que te aburrieras en ese lugar y suena muy interesante tu charla con psic. de verdad cada vez pareces tener mas en claro las cosas y contar con mas recursos, claro que eso no basta hay que ponerlos en practica y del dicho al hecho, pero hay que intentarlo de todas formas. Gracias por compartir lo que aprendes seguro a mas de una nos sirve.
    Y en mi caso, si estoy en tratamiento
    besos

    ResponderEliminar
  4. Mi peor miedo es que esta enfermedad me consuma y no me deje vivir normal y disfrutar de la vida como lo hacia antes, porque si algo me fastidia es no dejar de pensar en la comida que mas que nuestro problema debería de ser solo uno de los placeres de la vida. Mis debilidades son:
    Los Chocolates,
    Pastel
    Pan
    Galletas
    Mania
    Leche y sus derivados.
    Helados
    No son muchos pero ahora los como de vez en cuando mejor asi y no en un atracon porque asi los disfruto mas y con poca culpa, y si podemos salir de esta enfermadad vamos Miriam recuerda tu eres nuestra inspiracion asi que antes de comer mucho piensa en tus seguidoras

    ResponderEliminar
  5. Mi razón de atracón ahora mismo: ALCOHOL, ALCOHOL Y PUTO ALCOHOL. Pero es que me gusta tanto. Hoy mismo tenía el estómago así raruno porque tengo la regla por primera vez en 6 meses y me produce gases y al final me he bebido 3 cerves. Así que he llegado a casa, y aunque no tenía mucho hambre porque había picado unas patatas, ya he tenido que echar mano del puto humus con pan, que me vuelve loca. Y así TODOS los días, porque con eso de que es verano, terrazita todos los días.

    Mi mayor miedo al comenzar un tratamiento es no aceptar que tal vez mi cuerpo sea este. Tengo esa esperanza de que cuando me 'estabilice', cuando no salga tanto, cuando no tenga atracones al volver de fiesta... volveré a pesar como mucho 44 kg. Pero pienso que si no es así, si comiendo normal mi peso es de 46 kg, no voy a ser capaz de asumirlo y volveré a restringir.

    ResponderEliminar
  6. Oh, bueno, recaíste una vez pero eres una persona fuerte, puedes superarlo :3 :3

    Mi mayor miedo es engordar, normalmente cuando las chicas se recuperan de esto o se cuidan mucho (pero de una forma decente) o terminan con sobrepeso, yo no quiero terminar obesa de nuevo D:

    Yo ya no me prohibo nada, siempre y cuando sea poco y tenga de 200 calorías para abajo, lo que me podría prohibir son comidas ya hechas como hambirguesas y pizzas xD

    Saludoa linda :3

    ResponderEliminar
  7. Mi mayor miedo es mostrarle a alguien desconocido mis miserias, arriesgarme a que me juzgue, de hecho, siempre me he planteado ir a consulta porque cada año esto va a peor, pero si me cuesta abrirme a la gente que me quiere, imagina a un desconocido!!!! Y si acaso me atreviera, me daría terror que me dijera que tengo un problema mental, eso sí que me aterroriza...Y si a esto le juntamos 60€/sesión.... Si, ya sé que para la salud no hay que mirar la pela, pero con el sueldín que tengo...no me queda otra que mirarla.
    Yo la verdad que no tengo lista de comida prohibida, porque como de todo. Cuando adelgazo lo hago porque no como nada, yo soy más restringir. Lo que sí procuro es comer la comida más pura posible y con las cocciones más simples y ligeras. Me refiero a fruta fresca, verduras frescas (nada de latas) y congeladas, pescados, carnes magras (mientras que sean de corte graso me da igual), legumbres hechas por mí (yo hago legumbres con verduras super ricas y sanas). Lo único envasado que me permito es la leche, yogures, pescado en conserva y pan integral.

    ResponderEliminar
  8. Hola linda, lo siento por tus dolores estomacales, me alegra que te hayas relajado en tus vacaciones fuera de los problemas. Sobre tu pregunta, pues antes porque ahora ando alejada del tema dieta, antes mi mayor miedo fue que se enteren en mi casa de mi bulimia, pero no sucedió, nadie jamás se enteró o sospechó porque aparte hacía ejercico diariamente, pero en fin lo dejé luego de un largo periodo porque me harté de los dolores y lo peor era que no podía quejarme, aunque después hubieron sucesos raros pues se me cortó la regla por medio año, tenía fuertes jaquecas y al parecer provenían sin razón alguna, eso creyeron mis padres y eso quize creer yo, en fin lo dejé también porque aunque no llegué a mi meta, me sentía lo peor todo el tiempo, me cansé de eso, un viaje me devolvió la confianza y lo dejé poco a poco hasta que denuevo subí de peso y ahora me encuentro apostando todo por mi futuro... Por ahora no tengo ninguna lista, en el pasado si había pero ya no más pasado. En septiembre empiezo un ciclo académico y como dices en tu entrada, es perfecto pues todo el día estaré fuera de casa, estaré en clases y luego en biblioteca, quiero empezar de nuevo pero saludablemente y de a poco porque de vez cuando me poco a hacer ejercicio como loca y mas tarde me como una hamburguesa. En fin, estoy decidida en septiembre empiezo algo nuevo. Cuídate!

    ResponderEliminar
  9. No te preocupes linda, las recaidas son parte de la recuperación, sólo hay que seguir adelante aunque tengamos obstáculos en el intermedio.
    Me pareció muy interesante lo que te ha dicho tu psicóloga. Claro que creo que muchas lo sabemos y aún así ignoramos toda esa información porque... bueno, no sé, cada una tendrá sus razones. Me identifico contigo en lo hábitos de mi familia, porque somos un total desastre; mi madre nunca la veo comer, sé que lo hace pero debe ser en horarios en los que no nos cruzamos. Mi padre trabaja todo el día así que sólo sé que desayuna y cena en casa, pero en su trabajo está picando constantemente. Mi hermana sólo come lo que le gusta, pero come muy poco y cada que le da hambre. Y yo, pues... que coma ya es un logro.

    Mi miedo es que por más de que esté en buenas manos, el deseo de estar delgada hasta los huesos sea más fuerte y termine dejando el tratamiento. Me da miedo porque sé cómo puede terminar eso y cómo puede afectar a mi cuerpo, pero de todas maneras ese deseo absurdo va tomando más importancia día a día. Mi psicóloga me dijo que debía perder quizá seis u ocho kilos. Casi me infarto porque le dije que quería perder 21 kg. Me respondió que sí, si quería parecer un esqueleto. Y pues... la verdad es que por más enfermo que suene, sí quiero parecer un esqueleto. Quiero que mi exterior refleje cómo me siento en el interior. Ah, en fin, aquí va mi lista de alimentos prohibidos.

    • Harinas refinadas y sus derivados(?)
    • Avena
    • Frutos secos
    • Aguacate
    • Alimentos fritos
    • Cacahuates
    • Oreos
    • Mantequilla de maní
    • Margarina (que no pienso comerla de nuevo porque es más plástico que nada)
    • Mango
    • Uvas
    • Azúcar refinada
    • Aderezos

    Y obviamente alimentos de origen animal, que estos no los pienso volver a comer en la vida, no porque sean muy calóricos o grasosos, sino por ética.

    ResponderEliminar
  10. Mi peor miedo es engordar, y el hecho de tener que contarle a mis padres el problema. No se, no creo que me apoyen como yo espero.

    De los productos prohibidos que tengo, tampoco son demasiados y al final acabo comiendo alguno:

    Cucherías (una vez a la semana caen)
    Chocolate (en el muesli, aunque lo dejé de comprar porque era un despropósito)
    Pasta
    Arroz
    Alcohol (este si que está eliminado porque no me aporta nada y lo volví a comprobar el jueves ¬¬)
    pan (lo como varias veces a la semana, aunque sea un trozo)
    Refrescos no lights (últimamente refrescos en sí por el gas) y zumos que no sean naturales (me saben mal)
    Chorizo y salchichón (por el estómago.
    Panceta (me sabe muy grasienta...)

    Y poco más, lácteos tomo, aunque sean lights porque me chiflan, azúcar de vez en cuando tomo porque no hay sacarina y si es con el café no me parece un crimen. La sal no la tomo por salud y porque en realidad la comida sin sal me sabe bien, me he acostumbrado y es lo mejor del mundo, retengo mucho menos líquidos. El aceite se lo echo a las ensaladas por el tránsito y no se me ocurre nada más.

    Bueno, lo mío es un bucle que no culmina porque intento no vomitar. Y a veces incluso lucho contra las comidas a deshora, picar y todo eso, que es lo que me más me perjudica.

    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Hola bonita :)
    soy nueva por aquí y he descubierto tu blog xD
    Admiro tu fuerza y tus ganas para salir de esto
    Mucho mucho ánimo :)

    ResponderEliminar
  13. maggie.danhakl@healthline.com19 de agosto de 2014, 1:08

    Hi,

    I hope all is well with you. Healthline just published an infographic detailing the effects on the body of Bulimia. This is an interactive chart allowing the reader to pick the side effect they want to learn more about.

    You can see the overview of the report here: http://www.healthline.com/health/bulimia/effects-on-body


    Our users have found our guide very useful and I thought it would be a great resource for your page: http://acabarconlabulimia.blogspot.com/

    I would really appreciate if you could review our request and consider adding this visual representation of the effects of bulimia to your site or sharing it on your social media feeds.

    Please let me know if you have any questions.

    All the best,
    Maggie Danhakl • Assistant Marketing Manager

    Healthline • The Power of Intelligent Health
    660 Third Street, San Francisco, CA 94107
    www.healthline.com | @Healthline | @HealthlineCorp

    About Us: corp.healthline.com

    ResponderEliminar
  14. Hola. Te había leído antes, pero no me gustó para nada tu blog. Me molestaba las entradas en las que hablabas de tu recuperación y todo. Pero sucedió que ahora volví a leerte y me hizo bien, porque estoy empezando mi camino de recuperación. Cambia por completo la forma de ver las cosas esa decisión.
    Da la casualidad que esa pregunta que esta al final de tu entrada es la que me estoy planteando ahora. Ayer fui a mi primera consulta en ALUBA donde me diagnosticaron, y la verdad fue horrible. Me quería ir de ahí y no paraba de llorar.
    Hay muchas cosas que dan miedo. Creo que tengo que seguir pensando en eso para responderla... Te sigo.
    Beso !

    ResponderEliminar
  15. Hola, ¿cómo te va? Me alegra mucho leerte de nuevo. Espero que todo vaya bien, y bueno... omitiré lo de la lista de alimentos prohibidos (aunque ahora evito comer carne y arroz), porque de verdad estoy en un proceso un poco similar que implica no fijarme tanto en qué ni en cuánto, sino en si lo disfruto. Descontrolado, lo sé, pero... en fin. ¡¡Un abrazo!!

    ResponderEliminar