lunes, 21 de julio de 2014

Nueva psicóloga

Hoy he conocido a mi psicóloga en Alicante. Me ha alegrado que no me pesara porque he ido hecha una pequeña bolita. La verdad es que desde que estoy en Elche he ido de helado en helado, de comida en cena y de meriendas solitarias y abundantes en mi casa. Si a esto le sumamos que me tiene que bajar la regla, pues embarazo de mellizos.

He salido con ganas de llorar aunque no lo he hecho. Pero lo más curioso es que creo que era llanto de felicidad. Pensaba que hoy por fin tendría un diagnóstico pero la verdad es que sólo hemos recapitulado un poco toda la información que le pasó su compañera de Valencia. El diagnóstico lo tendré por fin la semana que viene cuando revise todos los registros que le he llevado esta vez. El caso es que respondiendo a varias de sus preguntas, hacia el final de la sesión me ha adelantado que tengo un trastorno sin identificación y que no cumplo todos los requisitos de la bulimia, por lo que será sencillo de tratar. Me ha dicho que empezaré haciendo unos talleres de control emocional, que al fin y al cabo es lo que nos lleva a los atracones, y también otros talleres para aprender a comer, ya que creemos tener muy claro en qué consiste una dieta equilibrada pero realmente no tenemos ni idea.

Lo cierto es que me he quedado pensando en lo que me ha dicho y me he dado cuenta de que a pesar de todas las veces que he llorado pensando que estaba igual que siempre y que me iba a costar demasiado llegar a estar recuperada, he logrado dar grandísimos pasos yo sola. Me he sentido orgullosa de ello y sobre todo feliz de ver posible, y sobre todo cercana, mi recuperación. Sólo llevo 5 sesiones pero es que he decidido empezar terapia taaaan tarde... Lo llevo pensando desde ayer. Es que hasta hace unos cuatro o cinco escasos meses seguía teniendo una actitud obsesiva, seguía contando calorías y pasando hambre y acostándome tras una clase de spinning sin cenar. Seguía enfadándome con mi novio por ofrecerme comida y calentándome la cabeza por haber tenido que darle un mordisco a un trozo de pan que no contaba en mis planes, o porque me ofrecieran un caramelo. Es que son comportamientos que veo tan lejanos... y en realidad pasaron este mismo año, hace unos pocos meses. Y de repente decidí dejar de contar calorías y... ¿qué me ha pasado? soy otra. He engordado, pues sí. Y me duele, pues también. Y me da vergüenza ir en bikini con amigas a la playa, y nadie dijo que fuera a ser fácil. Pero, ¿sabéis qué? ¡que me voy a recuperar! Y que la mitad del camino la he hecho yo sola.

Ayer estuve de fiesta en Alicante. Eran los moros y cristianos de uno de sus barrios y mi novio participa en una comparsa. Lo que ello conlleva a parte de desfilar, es pasar el día bebiendo y comiendo. Y por supuesto, todos los años me invita a pasar allí un día. Recuerdo tan de cerca la noche del año pasado... Llegué con un vestido azul que me dejaba la espalda al aire. Estaba allí la hermana de mi novio, la psiquiatra, y le dijo preocupada que se me marcaba tanto la columna vertebral como las escápulas, y que tenía la cara excesivamente chupada. Y yo como siempre, mirándome tan sólo la tripa y contando calorías como una obsesa, esperaba preocupada a que llegase la hora de cenar para ver qué excusa debería poner esta vez. Sirvieron un muslo de pollo con caldo y patatas fritas, cogí los cubiertos y empecé a juguetear con la carne. El pan, ni tocarlo. Allí se quedaría ese delicioso caldo. Las patatas, para mi novio si las quería. Y yo, mordisqueando un poco el pollo y diciendo que me encontraba mal de la barriga y estaba demasiado llena para acabarme el resto del plato.

Este año, por el contrario, aún siendo cierto que me encontraba llena y con dolor de tripa tanto por la regla como por haber salido de fiesta también la noche anterior (y de momento el alcohol no le sienta bien a mi estómago), me senté con todos a ver el desfile moro con una sonrisa. Sacaron pipas, y comí. Sacaron frutos secos, pelotazos y patatas, y comí. Sacaron coca-cola, y bebí. Y sangría también, aunque no quise beber mucho para no empeorar las cosas. Llegó la cena y volvieron a poner carne con patatas, y dejando algunos trocitos a mi novio porque verdaderamente estaba llena, me terminé mis patatas y mojé el caldo con el pan. Yo solita, señores.

Y no os voy a negar que hoy me sienta hinchada y con algo de remordimientos, pero es que verdaderamente he engordado... Pero sé que en el fondo no son mellizos lo que tengo en el útero, sino óvulos a punto de estallar. Sé que no son tantos los kilos que he cogido, y que realmente la gente que me rodea me ve más aguapa ahora. Sé que el día que me recupere seré capaz de controlar mis emociones, y por lo tanto mis impulsos, y adelgazaré lo que necesite de forma sana y sin a penas esfuerzo. Sé que merezco recuperar mi vida y dejar de lado los complejos, y sé que la gente que me quiere lo seguirá haciendo con 40, 50 u 80 Kg encima.

Y sé que vosotras también podéis llegar a conseguirlo si intentáis dejar de lado la preocupación por el peso y os centráis en ser felices, cueste el precio que deba costar. Porque dicen que la vida son dos días, pero son demasiados. Dicen que no tenemos tiempo cuando precisamente es el aburrimiento y la falta de planes lo que nos lleva a los atracones. Y precisamente porque la vida es larga, no tengáis miedo de perder un año en recuperación o cogiendo un par de kilos (que no creáis que son más) si ello os va a permitir pasar 80 más con una vida sana, feliz y plena. Y aunque os dé miedo y os deprima ver como el numerito va subiendo, os aseguro que ese mismo numerito volverá a bajar muy pronto, cuando seáis capaces de aceptaros tal y como sois.


La pregunta de hoy es:
¿CRÉEIS QUE LAS REDES SOCIALES (INSTAGRAM, BLOGGER) ESTÁN GLAMURALIZANDO LOS TCA?

No me refiero a cuentas pro ana/mia, sino a las propias cuentas en pro de la recuperación. ¿Créeis que están popularizando y dando glamour a este tipo de trastornos?

Gracias de nuevo por contestar! A las de siempre, que me encanta recibir mensajes vuestros, y a las nuevas incorporaciones como Marta P. y Hopeless Momo. Un besito amores!

7 comentarios:

  1. Justamente ayer en la noche estaba leyendo sobre lo ednos, los tca no especificados, parece ser que no ddbe tomarse a la ligera pues según lo que leí, el 70% de la gente con trsnstornos alimenticios padece ednos en vez de anorexia y bulimia, y las muertes causadas por los ednos son mas que las causadas por anorexia y bulimia juntas! ¿cómo es posible?
    Me alegra muchísimo que tengas esa motivación para recuperarte y ojalá sigas así, con mucha fuerza para no caer, muchos ánimos, linda :3

    Respecto a tu pregunta, yo creo que sí, ves tumblr y te muestran una foto editada en instagram, con sus filtros, con una chica hiper delgada con ropa hermosa, con cortes, una taza de café y un cigarro, junto con una frase, es obvio que lo glamourizan, y eso provoca que mas gente entre a esto, o que no se quieran salir o cueste mas, esta geberación glamouriza todas las enfermedades mentales que puede

    ResponderEliminar
  2. Pues la verdad es que yo desde marzo también he dado pasos importantes y es bien. Pero también es cierto que mañana vuelvo a España con unos 5 kilos más de los que me fui hace 2 años y que me muero de miedo.

    Pero otra vez, da gusto leerte.

    ResponderEliminar
  3. A veces pienso que solo me queda adelgazar y mejorar físicamente. Tengo una familia disfuncional totalmente, mi vida social está bastante vacía y si no tuviera novio quizás no estaría aquí o quizás supliría el vacío que siento con algún tipo de sustancias. No se, es bastante duro pensar así pero te lo digo porque me encantaría tener gente como la que tienes tu a tu alrededor que me apoyase y me quisiese. Hoy por hoy no es así y por lo tanto "promueve" más mi hundimiento,

    Con respecto a la pregunta, 100% si, Son una apología de estas enfermedades. Pero en realidad toda la sociedad las promueven. Mira atentamente la publicidad que además de machista es realmente superficial.

    Un beso y espero no haber sido demasiado "realista" quizás?

    ResponderEliminar
  4. Me alegra leerte y ver que avanzas..como te envidio.
    Como tu dices hay que disfrutar de la vida, y es mejor pesar kilitos de más siendo feliz , que no obsesionarse con el peso y las calorías y amargarte la vida.
    Y pues pienso igual pero después me contradigo yo misma, y pienso que no puedo...pero el hecho de que sigas hacia delante me motiva mucho y a hacer las cosas bien :)
    Supongo que saldre de esto y en algun momento estaré luchando y disfrutando como tu.
    Y solo lo puedo aconseguir luchando.
    Gracias por motivarme
    Y animos!

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por tus progresos, me alegro mucho por ti.

    Sobre la pregunta: no son las redes, sino los usuarios. Las redes representan lo que la gente vive, lo que hay en sus cabezas. En esta era como nunca la gente tiene acceso a comunicarse en tiempo real y masivamente. Ya no hay tanta censura como antes, los medios de comunicacion son más informales y abiertos, por lo que la gente aprovecha para promocionarse y lo que cree.

    Como nunca antes, todo@s aspiran a ser famosos, a salir el TV o Internet, venderse por su belleza o atractivo sexual. Y lo que la gente quiere comprar, es lo que se va a ofrecer.

    Con el culto a la delgadez, los recursos técnicos para moficar las imágenes hasta que se ajusten a lo que se busca representar y la falta de control, la gente aprovecha para glamourizar los TCA. Creo que antes se hacía más con las drogas o la vida del Rock Star. Todas estas ideas se van quedando en la cultura actual.

    Por otro lado, no podemos negar que otros medios más tradicionales como Vogue o las series de TV glamourizan la delgadez (muchas veces eXtrema) al ser el único patrón de belleza que muestran, donde la gorda solo tiene cabida para ser la amiga dulce y tonta.

    Un besito!

    ResponderEliminar
  6. vaya que has crecido como persona bastante me alegro mucho y si asi peses 60 kg la gente no va a dejar de quererte pero lo malo es que te etiquetan de gorda la gorda a mi me ha pasado.. tengo ese trauma..
    vive la fiesta en paz.. no se más...
    come mucha suerte con el tratamiento
    te sigo
    un besito!

    ResponderEliminar
  7. Hola, me alegro de tus avances, vas muy bien. Que bueno que te dieran un diagnostico y estes trabajando en eso.
    Sobre la pregunta, creo que si pero no se puede generalizar. No solo mediante las redes sociales, incluso por medio de libros.
    Perdon que no me extienda mas, no estoy inspirada hoy, te dejo mi nuevo blog, ahora si es seguro pasar :) le hice unos cambios para bien.
    besos
    http://construyendounnuevorelato.blogspot.com

    ResponderEliminar