miércoles, 4 de junio de 2014

Día 10. Mes nuevo, chica nueva.

No me puedo creer que sólo hayan pasado 10 días desde la última vez que vomité. Se me ha hecho como si hubiera pasado un mes entero. Y bueno, eso significa que llevo incluso más de diez días sin escribir por aquí... Lo siento mucho pero he empezado la semana de exámenes y a penas he salido de la biblioteca. Ya sólo me queda uno el viernes y podré disfrutar de las vacaciones :D

Bueno, empiezo. Aunque el título os pueda dar pena la verdad es que a mí sólo me provoca felicidad. Sí, volví a vomitar. Ocurrió hace dos sábados, estando en mi casa de Elche, porque me quedé sola por la tarde. Pensé en una merienda que acabó siendo un atracón y como estaba harta de ir arrastrando ya muchos días igual de malos, fui al baño y vomité. Y desde ese momento me dije: "Necesitas ayuda". He decidido ir a informarme a un centro de Valencia especializado en TCA para que me traten y me ayuden a salir definitivamente de esto. Quería haberlo conseguido sola pero es algo superior a mí. El caso es que aún no he ido porque con los exámenes no he tenido nada de tiempo y pienso empezar a partir de la semana que viene, cuando haya acabado. Y sin embargo, estos diez días que han pasado han sido días 10. Lo he hecho genial con la comida y con todo. Es que no quepo en mí de la alegría.

Estaba asustada porque justo el lunes siguiente a mi vómito era cuando empezaba los exámenes, y eso siempre conlleva estrés y ansiedad. La peor combinación. Así que le pedí a mi novio que pasáramos juntos toda la semana para no tener que hacer ninguna comida sola. Y el plan funcionó a la perfección. Desayunábamos juntos, luego a lo mejor yo iba a un examen y luego andaba hasta su casa, al día siguiente íbamos a la biblioteca a estudiar, luego al gimnasio mientras él me esperaba en mi piso. Y así sucesivamente. Hubieron dos momentos en los que no pudo acompañarme y lo cierto es que fueron dos momentos en los que la lié un poco, pero nada del otro mundo. Y en el global, las comidas buenas le dieron mil patadas a las malas.

Pero claro, llegó el domingo. Llevaba siete días haciendo las cosas increíbles y no quería volver a atracarme al empezar la semana siguiente. Tampoco quería volver a pedirle a mi novio que me acompañara otra semana entera porque además él también empezaba sus propios exámenes y bastante agobiado iba ya. Así que me he enfrentado solita a las comidas, y me he burlado de la bulimia porque no ha podido conmigo.

He de hacer un paréntesis explicando que ese mismo domingo en que acababa mi semana con él era el mismo domingo en que cumplíamos dos años juntos. Y esto es lo que me regaló:


Sabe que adoro la marca Mr Wonderful y me compró el vaso take away, un planificador semanal y un librito rellenado con las cosas que más le gustan de mí y esas ñoñaditas. Y esto os lo cuento porque el organizador semanal no me pudo venir más al pelo. Conforme llegué a mi casa empecé a organizar toda la semana: los exámenes que tenía, las horas de estudio, las horas de ejercicio y las comidas. Preparé una lista de la compra en consecuencia y lo colgué en mi armario.


Y bueno, sólo estamos a miércoles. Aún queda la mitad de la semana, pero es que me veo 100% motivada. Encima, comiendo sano y sin pasar hambre he vuelto a pesar 48 Kg (llevaba un tiempo en 49 debido a los atracones, la regla y algunos problemas estomacales que me provoca la enfermedad). Me estoy obligando a cenar cada noche a pesar de no tener hambre y por las mañanas controlo genial los desayunos. Y con las meriendas, mi punto débil, lo sigo haciendo igual de bien. Estoy muy orgullosa de estos 10 días porque para mí son más valiosos unos pocos sin atracones, que muchos sin vómitos, pero comiendo fatal.

Y con esto no acabo la entrada. Lo último que quiero aclarar es que a pesar de estar tan contenta, sigo con la idea de ir a terapia en acabar exámenes, porque rachas buenas también he tenido en este año y 7 meses que llevo aquí metida, y siempre he acabado recayendo. Además, tener que hacer un planning para comer sin ansiedad y llevar un control tan exhaustivo no son síntomas de estar recuperándome. ¿Qué más da que coma bien si he de seguir planificando día a día mis comidas? ¿Qué más da que no vomite si la obsesión por no engordar sigue ahí? Necesito que me laven el cerebro a conciencia y me hagan descubrir que la vida es mucho más que una imagen distorsionada y calorías.

Lo último es una fotito mía y de mi novio cuqui uno de los días de estudio conjunto :)

6 comentarios:

  1. Qué lindos! tan tierno tu chico.
    Me parece excelente que continues con la idea de terapia. Es lo mejor, te dará muchas herramientas para controlar a la bestia que es la bulimia.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Que bueno!! 10 dias es muy bueno, yo todavia voy por el dia 4, tambien lo estoy intentando asi, mes nuevo, chica/rutina nueva :)
    Muy lindas las fotos tuyas y de tu novio, sos re linda!
    Un abrazo enorme :)

    ResponderEliminar
  3. Venga que pronto acabas y ya puedes disfrutar (¿Qué carrera estudias?). Muy buena decisión la de la terapia, espero que vaya bien de verdad, ya nos contarás poco a poco como va el asunto.
    Las recaídas son importantes para volver a saber empezar e intentar enmendar el error, como para superar lo conseguido anteriormente.
    PD: si que tengo gimnasio en la uni, pero no me compensa por la distancia, en total gastaría media hora en ir y media hora en volver :S (tirando por lo bajo) y bueno al que voy actualmente es bastante asequible y no hay mucha gente y al ir con mi novio pues siempre estoy más motivada.
    Aunque creas que no es bueno, mientras no recibas ayuda de un profesional, el planning al menos mantiene tu motivación porque llevas un control sobre tu problema.
    Un beso guapa y que todo vaya bien, espero que luego te pases más a menudo por estos lares!

    ResponderEliminar
  4. yo tb estoy de examenes y ademas currando y cuando llega el lunes y me toca ir a terapia pienso, joder me quita mucho tiempo... "mñn perdida", pero al salir de alli te sientes mucho mejor! Da igual que estés de examenes, te animo a que vayas, es una inversión de tiempo
    un bsazo

    ResponderEliminar
  5. auchhh
    duele leer eso, .. me preguntaba porque bajaste la cifra en esta entrada pero supuse un reto o algo.. no que habías vuelto a vomitar :/
    aunque tienes razon un par de días bien, comiendo bien y animicamente bien valen mucho mas que una chorrera sin vómitos pero llena de atracones que al final igual hacen mal :(
    ..pucha, tu entrada me hace pensar y pensar .
    pero creo que me daré una ultima oportunidad a misma sola de nuevo,
    no quiero psico de nuevo x.x
    cariños QQ
    éxito en tu examen y luego a disfrutar las vacaciones :D

    ResponderEliminar
  6. Llevo mas 3 años con bulimia, y realmente ha sido un infierno. Me di cuenta de varias cosas, del significado de libertad, y que la comida era el punto menos importante del transtorno, y que el verdadero punto importante, eran los sentimientos. Si tomaramos al menos 2 min en reconocer nuestra propia belleza e inteligencia, esto cambiaría completamente.

    ResponderEliminar