martes, 8 de abril de 2014

Día 15. ¡Ya ha pasado medio mes?

Pues acabo de recibir mi pedido de fotos de Paper Lover y me encantan!! Son súper cuquis jaja En realidad llegaron ayer pero estuve todo el día en la biblioteca estudiando y no pude atender al repartidor, así que ha vuelto ahora mismo.



Es que ya lo dije la semana pasada, los lunes son muy muy estresantes. Aparentemente me voy a pasar el día comiendo muy poco debido al poco tiempo que tengo y la cantidad de cosas que hago, pero cuando llega la noche.... MAL! Con lo fácil que sería irse a dormir tranquilamente y acabar con un final feliz... Ayer volví a pasarme desde las 13h hasta las 23h prácticamente con el estómago vacío y con clase de spinning entre medias. Y cuando iba a cenar (de normal NUNCA ceno tarde pero se me complicó el día) acabé haciéndome más sándwiches de la cuenta y cogiendo alguna que otra galleta casera de las que había hecho -que por cierto, les he añadido plátano y han salido deliciosas-. Me acosté con dolor de barriga, pero estoy intentando no pensar mucho en eso, en lo poco que me quedaba para pasar el día sin comer de más. Así que fin del tema. He conseguido superar el fin de semana. Ahora mi siguiente objetivo es superar los lunes, y para ello simplemente me haré una merienda. Da igual si tengo que ir al gimnasio con el estómago lleno. Esperaré el tiempo adecuado para que no me siente mal, y así no llegaré a la noche muerta de hambre.

Por suerte, este descontrol sólo ocurre los lunes. Hoy lo estoy volviendo a hacer genial y estoy segura de que el resto de la semana irá sobre ruedas. Y encima la báscula no ha querido martirizarme esta mañana porque me ha mostrado un radiante 47,7 Kg. Y es que chicas... Ya vuelvo a llevar medio mes de proyecto! Qué rápido se me ha pasado esta vez... Y al igual que hice el día 15 del mes pasado, voy a subir una foto de mi frontal y perfil. Una lástima que esta mañana me haya tocado madrugar mucho y estuviera todo a oscuras (soy bastante maniática de que las fotos salgan nítidas y con la luz perfecta), no se aprecian demasiados detalles pero sirve para hacerse una idea. Estoy contenta porque no me noto hinchada.



Y cómo he podido tener tan mala cabeza de irme a comprar lencería y no enseñaros los conjuntos que elegí??




Al final he escogido un corpiño de encaje, y ese sujetador con bordado rosa. Son monísimos. Y a parte tengo otro conjunto que quiere dejarme una amiga, y una camisa suya para ponerme en plan seductora jaja

Ayer estuve hablando con mi hermana y le dije que estaba muy contenta con el blog, que sois todos y todas majísimos y que me animáis a seguir con tanta motivación. Ella aprovechó el tema para decirme que había vuelto a hablar con mi madre. Y traigo buenas noticias, al menos a primera vista.

Me dijo que tanto ella como mi padre le preguntan por mí cada vez que la ven con el móvil, por si está hablando conmigo. Que por fin pudo tener una buena charla con ella y que está bastante segura de que procurará no comprar bollería, y que me dejaría tranquila. Me dijo que al parecer esos días se había empezado a dar cuenta de algunos de sus errores sin que mi hermana le dijera nada. Al parecer había visto una felicitación que le habían hecho sus hijas a una compañera suya por su cumpleaños súper bonita, y se puso a pensar que ella no tenía ningún recuerdo así con nosotras. Según me dijo mi hermana, que ella misma se dio cuenta de que se debería haber esforzado más.

Me alegró mucho oír eso. Aunque soy consciente de que los milagros no existen. Mi madre es como es, y no va a dar un cambio radical del día a la noche. También me dijo que el otro día mi hermana estuvo contándole algo que tenía pensado hacer, y como siempre mi madre empezó a quejarse y a ponerle pegas para que no lo hiciera, y mi hermana le contestó: "pues tanto que me dijiste eso el otro día (lo de que no se esforzaba) podrías probar a apoyarnos más". Y ella se quedó callada sin saber qué decir.

Me encantó. Así os lo tengo que decir. Es que cuesta tanto que no se quede con la última palabra. Aunque no tenga nada más que decir, aunque no hayan argumentos, aunque esté claro quién tiene la razón, ella va a decir algo, lo que sea. Una tontería sin sentido probablemente. Pero va a tener que cerrar la conversación. Y cuando se da el momento mágico en que verdaderamente se queda sin saber qué contestar... es para recordarlo.

Ahora no sé si adoptar la postura sumisa y quedarme en el "más vale tarde que nunca", o si aprovechar para hacerle terminar ver todo lo que pienso: que no estoy loca, que todas las veces que intentaba convencerla de que sus comentarios no me estaban haciendo bien tenían fundamento, de que no hizo nada para intentar ponerse en mi situación, y de que ahora no pretenda recuperar el tiempo perdido porque todo lo que he tenido que aprender ya lo he hecho gracias a mi padre, y lo último que necesito ahora son agobios.

Conociendo lo orgullosa que soy, está claro que optaré por la segunda. Ya veré cómo me sale el discursito. Pero más que por orgullosa, que también, se lo quiero decir porque lo único que sé son palabras que me ha transmitido mi hermana, no hechos. Lo único que sé es que en algún momento de estas casi dos semanas que han pasado se ha sentido preocupada. No sé lo que hará cuando vuelva a mi casa. No sé cómo piensa actuar, porque por muy buenas intenciones que tenga, no sabe proceder en casos como estos. Y hablando con mi padre, no me ha comentado nada de ese estilo, más bien me ha dado a entender que conductualmente sigue más o menos igual. Es muy probable que se deba a que delante de mi padre sea incapaz de arrepentirse, mientras que delante de su hija pueda admitir sus errores. No lo sé, no se nada. Voy a intentar no hablar más del tema hasta que no sea yo misma la que pueda juzgar.

Me sorprende ver cómo poco a poco los pronósticos de la gente se van cumpliendo. "Ve al psicólogo me decían", y yo me creía lo suficientemente fuerte como para poder solucionarlo todo sin ayuda. Y acabé yendo. "Cuéntaselo a tus padres" me decían, y yo aseguraba que esa sería mi última opción. Y se lo he acabado contando. Me sorprende mucho cómo nos hace creernos dueños de nosotros mismos. Nos hace creernos fuertes y controladores de nuestros propios impulsos. Y en realidad vivimos engañados. Y no es hasta cuando pasa mucho tiempo, cuando vemos que todos nuestros esfuerzos fallan, cuando decidimos empezar a escuchar a los "tontos" de los demás. A la gente que tendríamos que haber escuchado desde un principio.

Y sé que muchas seguiréis queriendo guardar el secreto. Yo he tardado un año y medio en darme cuenta. Vosotras tomaos el que necesitéis, porque considero que para poder salir de algo así, las personas que se encargan de vuestra alimentación diaria y que están voluntaria o involuntariamente involucradas en vuestras vidas deben conoceros para poder trataros como queréis que lo hagan. Sé que es duro, que muchas veces la relación con los padres no es la más deseada, pero que me lo digan a mí... Y al final lo he hecho, porque por muy duro que fuera a resultarme, sabía que era un paso que debía dar antes o después. Y muchas seguiréis pensado que no lo necesitáis, que solas podéis, como lo pensaba yo. No soy quien para quitar la esperanza a nadie. A todas las que pensáis acabar con los vómitos sin la ayuda de nadie, sin contar con vuestros padres, sólo os pido que el día que lo consigáis me lo contéis. Lo digo de corazón. Me encantará saber que habéis podido con algo así vosotras solas. Y me encantará saber cómo lo habéis logrado. Pero pensad en el tiempo que lleváis ya metidas en esto. Pensadlo con la cabeza, no con el corazón. Pensad si realmente va a ocurrir un cambio mágico en vuestras vidas sin intentar cambiar ni un poco los medios que tenéis para lograrlo.

10 comentarios:

  1. Lo primero ¡enhorabuena por esos quince días! Lo estás haciéngo genial Miriam. Pero si, tienes que intentar hacer ya no las cinco comidas, pero minimo cuatro...No sé, yo me llevo la media mañana o la merienda si veo que voy a estar fuera, así que espero que lo hagas a partir de ahora los lunes -a mi me pasa los martes-.
    Por otro lado, estás perfecta, tienes un cuerpazo, así que espero que no estés intentando bajar de peso ni nada por el estilo. Porque estás estupenda, ya me gustaría tener un vientre tan plano como el tuyo. Los conjuntos muy bonitos.
    Y me alegro mucho de que tu madre vaya mejorando en algunos aspectos. Tu solo ves tranquila a casa, nada de ir ya con la guardia en alto y tratala bien, ella verá que intentas ser amable y llevarte bien con ella.
    Pues ahora que lo dices, me estás haciéndo reflexionar si yo debería contarselo a mis padres. Por lo menos a mi madre. La verdad es que ayudaría bastante, creo yo.
    Un beso guapa y me alegro mucho por ti
    A seguir asi

    ResponderEliminar
  2. feliciades cairño, lo de la pagina de fotos me la guardo. Me ha encantado. Yo hay dias y dias, hoy por ejemplo me tomé una tostada con leche y odio comer los martes porque es como mi ultimo empujón hacia el pesaje. Pero bueno...
    Tus fotos son espectaculares! estas preciosa! :)
    Y lo de tu mamá... yo creo que si surge la ocasión, dile lo que sientes. Te valdrá como punto y aparte y pasar pagina :)
    Respecto al tema de acabar con los vómitos... no lo tengo claro. Pero creo que es que no quiero... porque como tampoco es un constante... no sé. No estoy preparada.

    ResponderEliminar
  3. wooow me encanta tus fotos estas con un cuerpasoo... en serio no deberias bajar mas yo te veo bien me gusto mucho el conjunto de lenceria los dos estan estupendos lucelos con tu novio :D
    con el tema de tu madre dale chance una oportunidad habla con ella
    :)
    un beso

    ResponderEliminar
  4. wooooooooooooow!!
    estás estupendaa!! felicidadeees!!
    yo estoy empezando a ir mejor :3 .. y tú ya con quince días!!
    muchisimas felicidades!! seguí así!!!
    yo llevo 3 días contando hoy (que aún no termina) xdd
    tu lencería esta preciosaa me ha encantado la con detalles rosa :3 está monisima!!
    bien por lo de tu mamá .. que sea más consciente y sé de cuenta de sus errores de seguro traerá cosas buenas en todos ustedes, tú, tu hermana y tu papá :) .. de seguro menos discusiones y malos entendidos ñ.ñ
    que genial que estudies tanto como para que el lunes te lo pases en la biblioteca y luego al gym ... debo empezar a imitarte ^^ ..eso de que llegas muerta de hambre me pasa a mi tambien y siempre termino embarrandola luego x.x ..así que estoy empezando a comer sin hambre aunque sea un poquito para no llegar a la cena y atacar todo lo que encuentre xdd
    animo y seguí así!!!
    besitooos!
    :3

    ResponderEliminar
  5. Es muy generoso por tu parte dar esos consejos, espero que puedan servir a mucha gente, porque tienes toda la razón con lo de contar las cosas y pedir ayuda.

    Mi situación familiar es muy distinta a la tuya. Hace ya muchos años que no vivo con mis padres y sólo los veo muy de vez en cuando. Mi padre simplemente piensa que soy rarita con la comida (lo del veganismo le suena casi a secta satánica), así que le da igual lo que coma o lo que no coma, pero sí me decía de vez en cuando "te estás quedando muy delgada, cuídate". A mí me gustaba que no dijese "come más" sino "cuídate". Mi madre, que como suele pasar con las madres se da cuenta de todo, sí me dijo "tienes anorexia nerviosa" en una época en la que estaba muy delgada, pesaba unos 42 kg (mido 1.62 m). Yo le dije que no lo sabía, que simplemente me sentía mal comiendo ciertas cosas. Y creo que ahí mi madre actuó muy bien, porque cada vez que iba a visitar a mi familia ella compraba stevia, leche de soja y cosas de ésas, y me preparaba brócoli, ensaladas, cositas ligeras para que comiera con todos mientras el resto de la familia tomaba las cosas súper calóricas que suelen tomar. Y si alguien hacía algún comentario, mi madre decía "ella es feliz así y a mí no me cuesta nada preparar otro plato distinto". Creo que hizo muy bien, porque si me hubiese obligado a comer, no sé, las patatas fritas que comían los demás, las comidas familiares se hubieran convertido en un infierno y yo hubiera terminado por vomitar o por no ir a visitarlos. Cada domingo mi madre suele hacer un postre genial, un bizcocho o una tarta, pero los domingos que yo iba a visitarlos lo cambiaba por macedonias de fruta riquísimas, y así yo comía sin ninguna culpa y lo pasaba bien con mi familia.

    Sin embargo, después de años mi anorexia degeneró (y esto no es culpa de mi familia, a la que apenas veo) y terminé en bulimia. Aguanté años con la anorexia pero la bulimia fue demasiado para mí: pasado un mes fui a pedir ayuda a una asociación de la ciudad en la que vivía. Y creo que me curé. Es decir, ya no me doy atracones diarios, ya no vomito, como sano, disfruto de la comida y mi cuerpo ya no me parece tan desagradable. Meses después se lo conté a mi madre: que había sufrido bulimia y había acudido a terapia, que ya estaba mejor. Mi madre sólo dijo que ella ya sabía que yo era lo suficientemente inteligente para pedir ayuda cuando la necesitaba y que contara con ella para lo que fuera, que sólo quería verme feliz. Ahora, cuando voy a visitar a mi familia (cuatro o cinco veces al año) mi madre sigue preparando comida sana para mí: no termina de entenderlo (de vez en cuando todavía me pregunta por qué no me tomo una magdalena, si es sólo una magdalena), pero quiere que me sienta cómoda y lo consigue.

    Si no hubiera pedido ayuda con la bulimia, ahora mismo estaría destrozada, gorda, triste, desesperada. Y si no se lo hubiera contado a mi madre, me sentiría incómoda en cada visita, como si mi familia fuera el enemigo, y tendría que inventar excusas nuevas cada vez para no comer tarta de chocolate o patatas fritas.

    ResponderEliminar
  6. Me algreo que ya tengas las fotos en tu poder, se ven bonitas hasta en pequeñito jaja. Los conjuntos son preciosos! a mi la lencería me encanta pero es algo que compro cuando veo que me estoy quedando sin ella xd. Es un pequeño paso lo de tu madre, pero en parte haces bien en no ceder. Yo creo que si te ve ceder o con un carácter más positivo hacia ella volverá a las andadas así que lo mejor es mantener la postura (yo tmb soy bastante orgullosa y la verdad no me ha ido mal por ello).
    Sobre la bulimia, la verdad yo no me he considerado una bulímica con todas las letras. Más que nada porque yo creo que os faltaría al respeto a las que de verdad habéis padecido el problema con creces y lo que más os tengo es respeto. He tenido alguna conducta de ese tipo, pero en parte tengo suerte/desgracia de que vivo con mis padres y de que es imposible hacerlo aquí (y que siempre lo evito, siempre que puedo lo hago, no quiero hacerlo, ya comentara que cuando lo hacía era por puro agotamiento mental).
    Si algún día tuviese que hablar con ellos sería tan horrible. Con mi padre nunca he hablado, nunca. si ahora le digo que tengo un problema así las pagaría con mi madre. Mi madre en general nos ha dado una mala alimentación a todos (nos atiborra tmb de comida, no suele comprar dulces pero sus comidas son bastante condimentadas, bueno ahora no porque ella y mi hermano chachi están concienciándose de que es bueno tener una vida sana)

    Diooos perdóname por el tocho que te acabo de dejar, además lleno de paréntesis. Gracias por el comentario ;) un beso guapa!

    ResponderEliminar
  7. me encantas las fotos!!! estan chulisimas!! creo que das muy buenos consejos... para la gente que padece bulimia! chao guapa!

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa! He entrado casi por casualidad. Tienes muchísima madurez y estás estupenda. Me encanta el reto que estás llevando a cabo (y lo de Mr. Wonderful de sobremanera jaja yo también soy adicta). Me gustaría hablar contigo sobre un proyecto, escríbeme a ponteapunto@outlook.es y te cuento, que seguro te gusta. Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. :0) hola , debo contarte que yo pase por anorexia y bulimia, baje mucho de peso, pero me estaba destruyendo, finalmente no era feliz. Comencé a salir sola del embrollo, nunca les conté a mis padres, aunque lo más probable que lo sabían, cómo también sabían que me autoflagelaba, nunca hicieron nada por mi, ¿por qué habría de contarles?. Me puse de noviay después de llevar mucho tiempo juntos le conte, me ha apoyado un millón, más q ayudado, me hace sentir hermosa todos los días :0).
    Bueno por las cosas de la vida, en los últimos años subí tanto de peso, que recupere todo lo que baje y muchísimo más. Así que ahora me vez tratando de bajar jiji de buena forma, más lento, pero me siento más plena y más feliz.
    A veces igual me frustro por no bajar tanto cómo quisiera, pero bueno, no me dentengo, ya que no sólo es bajar de peso, es cambiar de hábitos.
    Cambio de tema, ojala pesará lo que tu pesas jijiji, peso casi el doble tuyo :(, pero bueno.
    Me alegro que quieras salir de esto o estes en ello, la verdad se pasa muy mal, no disfrutas la vida, y la vida es una sola.
    Exito en lo que te has propuesto y están muy linda tu ropa interior jojojojo
    un abrazo

    ResponderEliminar