domingo, 30 de marzo de 2014

Día 6. Una decisión importante

Pues ya ha llegado el fin de semana y no ha sido tan fatídico como pensábamos todos. La regla me acompaña pero de momento no me está causando muchas molestias. El viernes fui a comer a casa de mi novio y me he quedado allí con él hasta esta tarde. Fuimos a correr por el río. En principio iba a ser media hora, pero como él había estado jugando dos horas de fútbol el día anterior y no tiene costumbre de salir a hacer ejercicio, a los 15 le dio un pequeño tirón, por lo que paramos y seguimos andando. Al final entre llegar al punto de inicio, ir a hacer la compra y volver a su casa cargados con las bolsas estuvimos dos horas dando vueltas por la ciudad, así que no acabé descontenta.

Ayer teníamos pensado volver a salir un rato pero el tiempo este fin de semana no ha acompañado mucho, y los dos teníamos trabajo que hacer. Comí bien, pero sin embargo me empezó a dar un dolor muy fuerte en el estómago al despertarnos de la siesta. Me suelen dar bastantes dolores de barriga. Me paso la vida bebiendo manzanillas y acurrucada para calmar la molestia. Supongo que tendría que pedir cita con algún médico. No tiene que ser normal que cada vez que coma me den molestias en el vientre.

El único día un poco crítico ha sido hoy. Se ha pasado el día lloviendo. Mañana tengo examen, como cada lunes, y la regla está en su máximo esplendor. He comido un par de pechuguitas de pollo, y cuando he salido de casa de mi novio, después de haber merendado un vaso de leche con tortitas de avena y haber esperado a que amainara un poco, no podía dejar de pensar en una re-merienda dulce. De momento llevaba bien las calorías, pero como he comprado un helado y unos pocos donettes, he pasado el límite de pleno. Se podría decir que ha sido la cena, porque ya no me voy a preparar nada más de comer. Me he planteado si considerarlo como atracón y empezar de nuevo mañana, o si contarlo como aceptable y tachar el primer elemento de la lista (comprar algo de Mr Wonderful). El caso es que no he sentido deseos de vomitar, ni hinchazón en la barriga. Sé que ha estado mal pero es como si mi cabeza me lo hubiera permitido después de tantos días haciéndolo bien. De todas formas aún me queda mañana para terminar los 7 días, así que ya lo pensaré. Lo que pensaba comprar era un vaso de café con tapa de goma para llevar por la calle con uno de sus mensajes súper positivos, pero mi novio me ha dicho que me lo quiere regalar él, así que voy a cambiar el primer elemento por imprimir fotos. He encontrado una aplicación súper chula que se llama "Paper Love" que te envía el encargo a casa en una cajita personalizada. Me encanta tener la habitación y mis cosas empapeladas de fotos.

En fin, la decisión importante no es si considerar esta semana como buena o si no. Lo que me estoy planteando es si contarle mi problema a mis padres. A ver, yo llevaba 22 días sin vomitar aquí en Valencia y fue justo cuando bajé a mi ciudad cuando tuve que empezar la cuenta de cero. Llegué y volví a encontrar chocolate, bizcohos, magdalenas, galletas, cereales, horchata, batidos de chocolate y un largo etcétera. Los primeros días intenté controlarme pero al final acabé cayendo. Y eso que sólo fueron cinco días. Ahora llega Semana Santa y voy a tener que estar allí el doble de tiempo. La única persona que lo sabe es mi hermana, pero desde hace apenas un mes. Ella me ha demostrado que puedo contar con su apoyo. Me acompañó a correr durante esos días, me esperaba para desayunar juntas, se quedaba en la cocina hasta que decidiera mi postre,... pero ella también tiene cosas que hacer fuera de casa. Y en el momento en el que mis padres se fueron a dar una vuelta y ella salió con unas amigas, lo hice. Hoy se lo he contado, porque en su momento no quise alarmarla y me ha respondido por whatsapp:

"Creo que sería conveniente que los papás lo supieran. Está claro que papá te comprendería y vería de ayudarte. Lo digo también por mamá, porque ella necesita ver algo radical para dejar de comprar todo lo que compra. No vale que le digamos que no lo queremos porque al poco tiempo vuelve a comprar porque no sabe que ocurre algo verdaderamente grave. Si supiera que sientes ansiedad por la comida creo que tus visitas a casa serían mejor. Piensa en Semana Santa. ¿No sería más fácil si ellos lo supieran? De lo contrario creo que podrías recaer. Y no quiero que eso pase. Hay que hacer entender a mamá que te tiene que dejar decidir tus comidas. Que es mejor que empieces comiendo lo que sea, aunque sea menos de lo que a ella le gustaría, o menos de la cantidad recomendada, pero que empieces a comer sin vomitar y te vayas creando hábitos. Hoy ha vuelto a comprar una fogaseta, chocolate, horchata y batido por un tubo. Si no le cuentas nada te seguirá insistiendo en que comas y comas y comas. Piénsatelo vale. Yo creo que sería lo mejor."

Y sólo tiene 16 años por cierto. Y cada día me sorprende más. No sé... Siempre he sido su referente. Me tiene prácticamente en un pedestal. Me duele hacerle esto. Así que creo que se lo diré a mis padres, porque no le falta razón en ni una sola palabra. Se lo diré a mi padre por Skype que es como solemos hablar cuando estoy en Valencia, ya que en persona la voz no me va a salir. Me da un poco de miedo cómo me vayan a tratar cuando vuelvan a verme, pero ya me da igual. Peor que ahora las cosas no van a ir.

Ya os contaré qué tal ha ido la conversación. Creo que es lo que tendría que haber hecho hace tiempo. Simplemente, no encontré el momento, ni la fuerza. Un beso y feliz domingo lluvioso.

8 comentarios:

  1. Parece que muchas de nosotras estamos tomando esta opción como ayuda. Yo no podría decírselo. Mi mamá esta muy mal con depresión y mi padre está luchando mucho por ella para salir adelante. Creo que algo así haría rebosar el vaso de ambos... no quiero preocuparlos. Pero según dice tu hermana, muy madura por cierto, creo que ellos te podrían ayudar mucho.
    Un beso cielo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... Nos gusta pensar que podemos solas con esto pero... por desgracia no es así. Necesitamos ayuda. Qué pena que tu mamá esté tan mal... Ojalá entre todos se acabe recuperando pronto. Un besito guapa :3

      Eliminar
  2. Si tu y tu hermana creéis que es lo mejor decírselo, Además teniendo un padre tan comprensivo y bueno como el tuyo fijo que todo sale bien y seguro que tu madre tmb acaba comprendiendo la situación. que hermana más madura tienes eh! así da gusto. Cuéntaselo y ya nos dirás que tal oki? yo te mando mucho ánimo, aunque seguro que todo sale bien ya lo verás.

    Un beso y gracias por leer y comentar siempre, es un gran apoyo leerte! un beso guapa y suerte!

    ResponderEliminar
  3. Tranquila, son tus padres y seguro que te ayudan y te apoyan, te animo a que se lo cuentes y no te preocupes con eso que merendaste que con el deporte que estás haciendo ni lo vas a notar en el peso. Además, si el cuerpo te lo pide y encima tienes la regla no está mal que te des un caprichito. Yo no lo consideraría atracón.
    un besito y a seguir adelante :3

    ResponderEliminar
  4. sera que les cuentas? yo si estuviera en tu situación no lo hiciera porque mi madre no es comprensiva pero si los tuyos lo son pues hazlo asi marchara mejor las cosas y la relacion se formará mas con tus padres es lindo contar con ellos en todo momento verdad? asi es la vida..
    un beso mucha suerte en ello

    ResponderEliminar
  5. sería bueno que contaras con el apoyo de tu familia nena si de verdad quieres salir lo mejor es pedir ayuda, así que mucho animo y luego cuéntanos como te fue :D
    lindo bloooog!
    un besoo!
    cariñooos!
    PD. creo que copiaré tu idea de hacer una cuenta de los días sin vomitar .. necesito ordenarme x.x

    ResponderEliminar
  6. Ya te dije que deberías decirselo a tus padres. Estoy completamente de acuerdo con tu hermana, la verdad. Tu padre te va a apoyar, y tu madre, por muchas diferencias que tengais, con la intermediación de tu hermana, también. Porque la bulimía no es un problemilla que se pueda desechar así como así. Tu madre entenderá que todas esas cosas que compra no te hacen ningun bien y no las comprará.
    Te lo digo por experiencia, porque cuano yo quise bajar de peso, mis padres estuvieron alli en todo momento, ayudandome y no dejando que me cayera. El apoyo de tus padres -de los dos-, es muy importante, y si se lo cuentas y tu madre lo acepta, te darás cuenta de que la vida te resulta mucho más fácil. Así que haz caso a tu hermana, porque lo mejor que te puede pasar es que cuando llegues en Semana Santa, tengas una casa vacía de tentaciones.
    Un beso guapa y ya nos contarás que tal te ha ido
    Mucho ánimo

    ResponderEliminar
  7. Aahh ya no se publicó lo que te había comentado Xd D: bueno, en pocas palabras yo no te recomiendo, miadre es exactamente igual que la tuya y creeme que no ayuda, todo lo contrario... pero si sientes que eso ayudará, hazlo... ánimo, linda :3

    ResponderEliminar