sábado, 22 de marzo de 2014

Día 22. Alimentos contra el estreñimiento

Han pasado 22 días sin devolver. Sí, lo de los vómitos lo llevo bien, pero lo de comer adecuadamente... Soy incapaz. Es venir a mi casa y dejar Valencia, y entre quedar a tomar algo, salir al cine, o estar en casa simplemente disfrutando de no hacer nada, empiezo a comer de todo. Y antes tenía la opción de expulsarlo todo por la boca. Cuando me he sentido hinchada lo he vuelto a pensar: y lo fácil que sería ir al baño y quitarme todo esto de encima... Pero claro, eso es lo fácil como bien he dicho. Y para poder salir de esto, hay que tomar el camino difícil.

Así que como decía, estos días me siento hinchada. He vuelto a los 49 Kg, pero no me alarmo porque suelo fluctuar mi peso muy a menudo debido a que tengo el peor tránsito intestinal que podáis imaginar. Llevo bastantes meses sin poder ir al aseo como lo hacía antes. Algunas semanas consigo ir mejor, y otras, como están siendo las últimas que he pasado, me es del todo imposible. Y claro, la ecuación es sencilla, meto cosas en mi cuerpo y no salen por ningún lado, sólo puedo subir de peso.

Se lo he contado a mi padre, y hemos empezado a buscar remedios. Y lo que hemos encontrado en distintas páginas visitadas es lo siguiente (por si a alguna le interesa):


  • Semillas insolubles: Nosotros hemos comprado semillas de lino. Por la noche dejamos una cucharada de ellas en remojo y a la mañana siguiente me bebo el agua junto a las semillas sin masticarlas. También se pueden tomar acompañando ensaladas, tostadas, tortitas, etc.
  • Ciruelas: Siguiendo con alimentos en remojo, hemos comprado ciruelas secas (como las uvas pasas pero en ciruelas) y también las dejamos toda la noche en remojo para que eliminen los azúcares. Y por la mañana, las tomo para desayunar. 
  • Naranja: Contiene 8gr de fibra por cada 100. Se puede beber en zumo, pero siempre manteniendo la pulpa.
  • Aloe vera: Este no lo he llegado a probar. Pero según he leído es muy efectivo. Se trata de partir una de las hojas de la planta de aloe vera, sacar su gelatina y comer dos cucharadas de ella.
  • Legumbres, avena, cereales integrales,...
  • Prebióticos y probióticos: como los yogures o cualquier leche fermentada. Me estoy planteando tomar los Activia.
  • Frutos secos: Aunque ya sabéis, no hay que tomarlos en exceso ya que son altamente calóricos.

De todas formas, ayer pasé por una farmacia, porque me sentía como un auténtico globo y le conté el problema a la encargada. Me recomendó un complemento alimenticio que voy a empezar a tomar con las comidas que tiene efecto laxante, pero no para momentos puntuales, sino para regular el tránsito a largo plazo. Además, incluía una guía con recetas y dietas hipocalóricas que ya iré compartiendo con vosotras más adelante. 

Lo último que quería contar, es que a pesar de que parte de la subida de peso se deba a mi intestino, no voy a achacarle a él toda la culpa. Como ya he dicho, en estos 22 días he sido incapaz de comer en condiciones. He acabado dándome algún que otro mini atracón y abusando de los dulces, por lo que creo que he de buscar alguna motivación para conseguir aguantar el máximo tiempo posible a base de dietas sanas. Se me ha ocurrido crear una lista de cosas que quiero hacer en un futuro cercano y ponerme metas de una semana. Cuando consiga pasar 7 días comiendo adecuadamente, haré la primera cosa de la lista, a los 14, la segunda, y así consecutivamente. En la próxima entrada os contaré las metas que haya pensado. 

Y nada, mañana os comento qué tal la salida a la montaña. Hoy he estado corriendo algo más de media hora por fuera de mi casa, para salir un poco de la rutina del gimnasio (entre otras cosas porque no estoy en Valencia y aquí no me queda otra). Ha sido agradable. Luego he hecho algunas sentadillas, glúteos y abdominales. Me he sentido bien sin perder mucho tiempo, así que he pensado en hacerlo también en Valencia los días que no voy al gimnasio. Espero que a vosotras os esté yendo mucho mejor que a mí. Un beso a todas :)

2 comentarios:

  1. Hola guapa!
    También puedes incluir piña, kiwi, los tés, como el verde. Y luego sé que en mercado hay unas pastillas para expulsar líquidos y tal, que seguro que también te va bien.
    Lo estás haciendo muy bien. Y no te preocupes. Lo principal ya está hecho: dejar de vomitar. Es pasito a pasito. No sé puede con todo a la vez, primero una cosa, ahora intentar comer bien...y así, poco a poco.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu blog. El problema yo creo que no es tanto no vomitar, yo creo que no vomitaría si hiciera una dieta sana, de hecho estoy segurisima, porque ya lo he hecho y no se me pasaría para la cabeza jamás vomitar ensalada o carne o pescado o yogur, entonces sí que sentíria que se me ha ido de las manos. El problema es que siempre vuelvo a atracarme y es entonces cuando los pensamientos bulímicos regresan. O sea, yo haría 100 días sin atracones! Ojalá, madre mía... No dejes de escribir, porque me encanta cómo escribes.
    Con respecto a lo del estreñimiento, estoy igual que tú! más de una vez he pasado temporadas de tener que tomar laxantes al menos una vez a la semana para poder ir al baño. Nunca utilicé laxantes para adelgazar, porque es una gilipollez, a parte de que a la larga estriñen!! No hay milagros, evidentemente la fibra ayuda. Hay fibra soluble e insoluble, hay que tomar de las dos! También ayuda tomar cloruro de magnesio, una cucharada de postre, preferiblemente en ayunas para notar efectos laxantes, no es agresivo como los laxantes. Un beso, guapa!

    ResponderEliminar